El gráfico tiene una correlación positiva y muestra las inversiones en bonos verdes dentro de la industria financiera.

En el panorama de las finanzas globales, la integración de la sostenibilidad se ha convertido en un aspecto fundamental de la gestión de riesgos, la estrategia de inversión y el gobierno corporativo.

La industria financiera se encuentra en un punto importante, con el potencial de influir significativamente en la trayectoria hacia un futuro sostenible. La alineación de las prácticas financieras con los objetivos de sostenibilidad global, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas y el Acuerdo de París, resalta el importante papel de las industrias para abordar el problema en cuestión. La importancia de la sostenibilidad dentro de la industria financiera se extiende más allá de las consideraciones éticas para abarcar un enfoque estratégico de la inversión que reconoce el valor y la estabilidad a largo plazo generados por prácticas ambiental y socialmente responsables. Este cambio está impulsado por un reconocimiento cada vez mayor entre inversores, reguladores y consumidores de las implicaciones financieras de las cuestiones de sostenibilidad, que van desde cuestiones relacionadas con el clima hasta fallas de gobernanza.

 

El estado de la sostenibilidad en la industria financiera en 2024

La integración de la sostenibilidad en las prácticas financieras se ha visto significativamente determinada por los objetivos de sostenibilidad globales, que han catalizado un cambio en la forma en que las instituciones financieras evalúan el riesgo, toman decisiones de inversión y se relacionan con las partes interesadas.

Los objetivos de sostenibilidad global han servido como catalizador del cambio dentro de la industria financiera. Estos objetivos han demostrado la necesidad de que las instituciones financieras consideren los factores ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) como componentes integrales de sus evaluaciones de riesgos y estrategias de inversión. En respuesta, la industria ha comenzado a alinear sus prácticas con estos objetivos, reconociendo que las finanzas sostenibles consisten en mitigar riesgos, así como en capitalizar las oportunidades que presenta la transición a una economía sostenible.

El enfoque de las industrias financieras hacia la sostenibilidad en 2024 se puede resumir en un compromiso con la integración ESG. Las instituciones financieras están adoptando cada vez más políticas que favorecen las inversiones en energía renovable, agricultura sostenible y proyectos de infraestructura. Además, existe una tendencia creciente a alejarse de los combustibles fósiles y otras industrias que tienen un impacto negativo significativo en el medio ambiente.

Sin embargo, el camino hacia la plena integración ESG no está exento de desafíos y las instituciones financieras enfrentan dificultades para acceder a datos ESG confiables y estandarizados, lo cual es crucial para tomar decisiones de inversión informadas. También es necesario contar con marcos y orientaciones regulatorias más claras para apoyar la implementación de prácticas financieras sostenibles.

A pesar de los desafíos, la industria financiera ha logrado avances notables en la promoción de la sostenibilidad, con la proliferación de bonos verdes, préstamos sostenibles y fondos de inversión de impacto que demuestran la creciente capacidad de las industrias para dirigir el capital hacia resultados ambientales y sociales positivos. Los organismos reguladores y las coaliciones industriales están trabajando para establecer estándares y métricas comunes para los informes ESG, cuyo objetivo es mejorar la transparencia y la comparabilidad en toda la industria.

 

Tendencias clave de sostenibilidad en la industria financiera

Financiamiento e inversión verdes

El mercado mundial de bonos verdes ha crecido significativamente de 93 mil millones de dólares en 2016 a casi 900 mil millones de dólares en 2023.¹

La financiación verde proporciona el capital necesario para proyectos de sostenibilidad y señala un cambio más amplio en la industria financiera hacia la valoración del impacto ambiental. Esta tendencia está facilitando una importante redirección de recursos hacia actividades que contribuyan al logro de los objetivos globales de sostenibilidad.

Integración ESG en las decisiones de inversión

El programa InvestEU contribuirá a este esfuerzo y proporcionará a la UE una financiación crucial a largo plazo aprovechando importantes fondos públicos y privados. El Reglamento InvestEU establece que el fondo InvestEU en su conjunto tendrá como objetivo al menos 30% de inversiones que contribuyan a los objetivos climáticos.²

La integración ESG está mejorando la calidad de las decisiones de inversión al garantizar que las carteras financieras sean resilientes a los riesgos relacionados con la sostenibilidad. Además, está impulsando a las empresas a mejorar sus prácticas de sostenibilidad para atraer inversiones, promoviendo así beneficios ambientales y sociales más amplios.

Fintech y finanzas sostenibles

Los cobeneficios más altos recibieron un precio de crédito 30.4% más alto en comparación con los proyectos con los cobeneficios más bajos.³

Las tecnologías financieras están reduciendo las barreras de entrada para los inversores interesados en las finanzas sostenibles y están permitiendo un seguimiento y una medición más precisos de los impactos ambientales y sociales. Esta tendencia es fundamental para ampliar las finanzas sostenibles y garantizar su eficacia para contribuir a los objetivos de sostenibilidad.

 

Desafíos para la sostenibilidad en la industria financiera

El camino de las industrias financieras hacia la sostenibilidad está marcado por una serie de desafíos que van desde la confiabilidad de los datos, la alineación regulatoria y el equilibrio de los retornos financieros con los resultados ambientales y sociales. Abordar estos desafíos es fundamental para que la industria aproveche plenamente su influencia en la promoción del desarrollo sostenible.

Alinear el desarrollo sostenible con las métricas tradicionales de desempeño financiero es uno de los principales desafíos que enfrenta la industria financiera. Si bien existe un reconocimiento cada vez mayor del valor a largo plazo de la sostenibilidad, la presión para lograr retornos financieros inmediatos a veces puede entrar en conflicto con la inversión en proyectos verdes y sociales, que pueden tener un período de espera más largo para obtener retornos financieros. Este desafío requiere el desarrollo de nuevos modelos y métricas financieras que puedan dar cuenta adecuadamente del valor de la sostenibilidad, fomentando un cambio en la mentalidad de los inversores hacia horizontes de mayor plazo para la rentabilidad y la evaluación de riesgos.

La falta de datos ESG estandarizados y confiables plantea un desafío importante para los inversores y las instituciones financieras que buscan integrar la sostenibilidad en sus procesos de toma de decisiones. Las inconsistencias en la presentación de datos, la falta de transparencia y la ausencia de estándares uniformes dificultan evaluar con precisión el desempeño de sostenibilidad de las inversiones. Mejorar la disponibilidad de estos datos es esencial para que la industria evalúe y gestione eficazmente los riesgos de sostenibilidad, así como para identificar oportunidades de inversión sostenible que puedan generar beneficios tanto financieros como ambientales.

La industria financiera opera dentro de un panorama regulatorio complejo y en rápida evolución que busca promover la sostenibilidad. Sin embargo, las discrepancias en las regulaciones entre diferentes jurisdicciones y el rápido ritmo de los cambios regulatorios pueden crear desafíos para las instituciones financieras a la hora de garantizar el cumplimiento y adaptar sus prácticas en consecuencia. La industria necesita afrontar estos desafíos regulatorios mejorando su experiencia y entablando un diálogo con los formuladores de políticas para contribuir al desarrollo de marcos regulatorios coherentes y efectivos para las finanzas sostenibles.

 

Oportunidades y estrategias para las finanzas sostenibles

A la industria financiera se le presentan importantes oportunidades para liderar la transición hacia una economía global sostenible. Al adoptar enfoques estratégicos y aprovechar las innovaciones, las instituciones financieras pueden impulsar cambios positivos, contribuyendo a la protección ambiental, la equidad social y la resiliencia económica.

Aprovechando la tecnología para la integración ESG

Estrategia: Utilizar avances en tecnología para mejorar la integración de criterios ESG en las decisiones de inversión. Esto incluye el empleo de inteligencia artificial y análisis de big data para evaluar los riesgos y oportunidades ESG de manera más precisa y eficiente.

Oportunidad: La aplicación de tecnología puede mejorar la profundidad y confiabilidad del análisis ESG, permitiendo a los inversores tomar decisiones más informadas. Este enfoque también apoya el desarrollo de productos financieros innovadores que atiendan la creciente demanda de opciones de inversión sostenibles.

Desarrollo de productos financieros sostenibles

Estrategia: Crear y promover una gama más amplia de productos financieros sostenibles, como bonos verdes, préstamos vinculados a la sostenibilidad y fondos de inversión de impacto. Estos productos deben diseñarse para satisfacer las necesidades específicas de los inversores que buscan contribuir a los objetivos de sostenibilidad y al mismo tiempo lograr rendimientos financieros.

Oportunidad: Ampliar la cartera de productos financieros sostenibles puede atraer a un espectro más amplio de inversores, incluidos aquellos que tradicionalmente no se centran en la sostenibilidad. Esta diversificación puede canalizar más capital hacia proyectos e iniciativas de desarrollo sostenible, amplificando el impacto de las industrias en los esfuerzos de sostenibilidad global.

Mejora de la colaboración y los estándares

Estrategia: Fomentar la colaboración dentro de la industria financiera y con gobiernos, reguladores e industrias no financieras para desarrollar y armonizar estándares y prácticas para las finanzas sostenibles. Esto incluye trabajar para lograr estándares de informes unificados para métricas ESG y participar en alianzas industriales centradas en la sostenibilidad.

Oportunidad: La colaboración puede conducir al establecimiento de marcos y puntos de referencia comunes para la sostenibilidad, reduciendo la confusión y mejorando la comparabilidad entre las inversiones. Los estándares unificados también pueden facilitar el cumplimiento regulatorio y contribuir a la credibilidad y el atractivo de los productos financieros sostenibles.

Promoción de políticas y participación

Estrategia: Colaborar proactivamente con los responsables de la formulación de políticas y los organismos reguladores para dar forma al desarrollo de marcos regulatorios que respalden las finanzas sostenibles. Esto implica abogar por políticas que incentiven las inversiones sostenibles y garanticen que las regulaciones financieras se alineen con los objetivos globales de sostenibilidad.

Oportunidad: Al participar en el desarrollo de políticas, la industria financiera puede ayudar a crear un entorno regulatorio que fomente el crecimiento de las finanzas sostenibles y garantice que los sistemas financieros sean resilientes a los riesgos de sostenibilidad. Este compromiso también puede posicionar a las instituciones financieras como líderes en sostenibilidad, mejorando su reputación e influencia.

 

¿Por qué las organizaciones de la industria financiera eligen a McGrady Clarke?

Las organizaciones de la industria financiera eligen a McGrady Clarke por nuestra experiencia en el cumplimiento de las regulaciones ambientales y la mejora de la sostenibilidad. Ofrecemos auditorías personalizadas de eficiencia energética para reducir gastos, junto con estrategias net-zero para ayudar a las organizaciones a reducir su huella de carbono.

Nuestros servicios están diseñados específicamente para alinearse con las necesidades de las industrias financieras, garantizando beneficios económicos y al mismo tiempo promoviendo la sostenibilidad ambiental, lo que nos convierte en un socio preferido para las organizaciones que buscan equilibrar la rentabilidad con la responsabilidad ambiental.

 

Referencias

¹ van Niekerk, AJ (2024). Inclusión económica: finanzas verdes y los ODS. Sostenibilidad, 16(3), 1128. https://doi.org/10.3390/su16031128. Licenciado bajo CC BY.

² Comisión Europea. (Dakota del Norte). Finanzas y el Pacto Verde Europeo. Obtenido de https://commission.europa.eu/strategy-and-policy/priorities-2019-2024/european-green-deal/finance-and-green-deal_en. Contenido disponible bajo licencia Creative Commons Attribution 4.0 International (CC BY 4.0).

³  Lou, J., Hultman, N., Patwardhan, A. et al. (2022). Integrar la sostenibilidad en el financiamiento climático cuantificando los beneficios colaterales y el impacto en el mercado de los proyectos de carbono. Comunicaciones Tierra y Medio Ambiente, 3, 137. https://doi.org/10.1038/s43247-022-00468-9. Licenciado bajo una Licencia Internacional Creative Commons Attribution 4.0.